REPORTAJE MERCERIA SANGRA


Mercería Sangrá
Una mercería con solera

La antigüedad de la Mercería Sangrá, ubicada en Manresa está próxima a los 100 años. Inaugurada en 1923 por Josep Sangrá y Enriqueta Cuberas, abuelos de la actual propietaria. En un principio la mercería estaba compartiendo espacio con una barbería y, con los años, la mercería ha brillado con luz propia. Emilia Algarra, la nieta de Josep y Enriqueta viendo que sus abuelos se hacían mayores optó por tomar las riendas del negocio. “El problema viene ahora – manifiesta nuestra entrevistada – dado que no tengo descendientes y me veo obligada a ponerla a la venta por motivos de salud”. Mercería Sangrá ha venido registrando continuados cambios a lo largo de estos años y fue hace 34 años cuando fue trasladad a un local más amplio. “Con el tiempo nos hemos especializado en costura y labores, sin dejar de tener la misma variedad de productos, excepto la barbería, que ya cerramos cuando mi abuelo se jubiló. Ahora hace cinco años renovamos totalmente la tienda en el mismo local”, manifiesta Emilia.


Los productos de más demanda

Nos explica nuestra entrevistada que uno de los productos más demandados por sus clientas son los hilos de Gütermann, ideales para la costura en general y muy especialmente para el patchwork. También los artículos de la marca Prim, el material para labores de DMC (toallas y conjuntos de recién nacido para bordar en punto de cruz y en patchwork), lanas para ganchillo o media, y también, ropa interior, calcetines y medias. Además, también zapatillas. “Somos de los clientes más antiguos de Bofarull y Estarlich y Gütermann, marca de la cual vendemos también, torzal de seda para fabricar “moscas” para la pesca”, nos manifiesta nuestra entrevistada

 

La mercería del ocio

Asiente nuestra interlocutora, aunque con matices, cuando le preguntamos si la mercería del ocio está, en estos momentos, por encima de la considerada tradicional. “No se puede negar el protagonismo de las labores artesanales pero hay que decir que en tiempos de crisis, como los actuales, la gente vuelve a confeccionarse la ropa y también se hacen muchos arreglos, con lo cual, vendemos mucha mercería clásica”.

 

Las técnicas artesanales de más demanda

En Mercería Sangrá se realiza todo tipo de labores y si es necesario, se aconseja y se hace un seguimiento de la labor si la clienta así lo pide. Por otra parte, en este establecimiento se imparten clases todas las tardes (máximo cuatro personas) y cada una de las asistentes a las mismas puede elegir la técnica que más la motiva entre ganchillo, patchwork, zpaguetti o trapillo, el tricotado manual y, además, la realización de muñecos, muy potenciada últimamente.

Los hilos de Gutermann

Un mueble expositor, como este caso el de la firma Gütermann ¿optimiza la acción de compra? ¿Son estos muebles de importante ayuda en el comercio de la mercería? ¿Por qué? “Los expositores que yo tengo que son los de hilos y los de cintas, son muy importantes. A veces vienen a por otras cosas y, al ver los hilos o la cinta, se acuerdan que necesitan alguno de estos productos y compran dos o tres hilos. Los muebles expositores permiten tener el producto muy ordenado, sean cintas o bien hilos y es muy fácil poder localizar, a primera vista, el artículo que se precisa”, responde nuestra interlocutora y añade que “de Gutermann tenemos las cintas, los hilos de acolchar, el pegamento textil y las nuevas telas para el patchwork.

 


El escaparate

¿Qué importancia tiene para Mercería Sangrá y con que periodicidad se cambia? “No lo cambio muy a menudo, según las novedades o los quilts que me dejan los clientes o los cuadros de punto de cruz. Mis escaparates son amplios y no me gusta tenerlos apretujados. Tenemos unas 2000 referencias y sería imposible ponerlo todo en los escaparates”, manifiesta Emilia.

Los clientes de la actual mercería

Mercería Sangrá tienes clientes de todas las edades, sexos y niveles sociales. Niños de 10 años hasta mujeres de 95. “Hoy en día los hombres ya no vienen a la mercería por encargo de sus esposas. Entran por su propia iniciativa muchos de ellos” ¿Y un mensaje para animar a los más jóvenes? “Que no duden en entrar y verán que, a través de los talleres podemos ayudarles a desenvolver la creatividad que, a buen seguro, llevan dentro. Les enseñaremos nuestros diseños que precisamente hago yo misma y seguro que se animan” y añade al dar por terminada nuestra entrevista que “me gustaría que quien compre nuestra tienda siguiera continuara con la tradición, del mismo negocio, pues en Manresa casi no quedan mercería

 

Merceria Sangra
Major nº 12 08242-Manresa
[email protected]